5 Señales De Abuso Verbal

Sólo porque no sangras o no tengas golpes… no quiere decir que NO te estén lastimando

¿Por qué vivimos en una cultura que se resiste a reconocer el impacto del abuso verbal? Las palabras son poderosas: Pueden levantarnos o tirarnos por completo, calmarnos o herirnos. La agresión verbal y el abuso pueden ser parte de una relación amorosa… y pocos reconocen las señales. ¡No seas una de ellas!

Ver más: 5 Poderosas Razones Para No Odiar A La Novia De Tu Ex

  1. Te encuentras pensando antes de hablar SIEMPRE: Todas pensamos antes de hablar, pero si tú lo haces porque te ves obligada a hacerlo, es porque algo anda mal. Si tienes que contemplar tus palabras por miedo a lo que responderá tu pareja, es muy probable que esté siendo abusivo. ¿,Lo que dices desata gritos y te pone en riesgo?
  2. No recuerdas la última vez que la pasaron bien: Tus amigas hablan y recuerdan TODAS sus lindas y románticas experiencias en pareja, pero cuando tú quieres hablar de tu pareja, sólo recuerdas malos momentos: discusiones, gritos, conflictos, groserías, etc. De hecho, si no quieres salir con tus amigas porque a tu galán le molesta y sabes que empezará a decirte de cosas… ¡no eres libre!
  3. Siempre alteran tus palabras: ¿Cuando das batallas tu galán siempre te voltea las palabras? Y cuando terminan… ¿tú eres la mala? El abusivo es tan manipulador que con sus palabras puede iniciar la conversación con una intención y terminarla contigo en un charco de lágrimas.
  4. La vocecilla en tu cabeza te dice que algo anda mal: ¿Esa pequeña vocecilla en tu interior te dice que algo anda MUY mal con su relación? ¿Te dice que no te tratan como mereces? ¿Te dice que corras, pero tu no sabes qué está mal? Pues esa vocecilla tiene razón, deberías hacerle caso.
  5. Eres víctima de una manipulación pasiva-agresiva: Tu novio abusivo piensa que es tan listo que puede defenderse con sus bromas: “No es verdad, sólo bromeo”, “No te lo tomes tan en serio”. Y al final del día creerá que, en serio, sólo estaba bromeando.

Y tienes que entender que el abuso verbal sigue siendo un ABUSO y, por ende, está MAL. No eres tú el problema, ¡es él! Repítelo y repítelo una y otra y otra y otra vez hasta que te lo creas. Nunca sacrifiques tu salud y tu autoestima por estar con alguien que no te tratará bien ni te respetará en lo absoluto.

 

 

Eme de Mujer

Puedes encontrarme en Twitter como @AndyBouchot 😉

You might also like More from author

Leave A Reply

Your email address will not be published.